Llámanos al (961) 6163758

servicios@rosaurazapatacano.edu.mx


Trayecto de Práctica Profesional

  • El trayecto de Práctica Profesional es un espacio destinado para la reflexión, análisis, intervención e innovación de la docencia en el plan de estudios 2012. De manera progresiva los estudiantes articulan los conocimientos disciplinarios, didácticos, científicos y tecnológicos con las exigencias, necesidades y experiencias que se adquieren en las escuelas de práctica. Las competencias desarrolladas en cada curso serán el insumo para el diseño, la implementación y conclusión de sus intervenciones en la escuela y, en particular, en el aula.

  • La práctica se entiende como el conjunto de acciones, estrategias e intenciones que un sujeto pone en juego para intervenir y transformar su realidad. La práctica se concreta en contextos específicos que brindan la posibilidad de lograr nuevos aprendizajes, de ahí que se reconozca el sentido formativo que ésta tiene en el proceso de formación.

  • La estructura de los cursos de este trayecto se organiza de la siguiente manera:

    Tienen como finalidad que los estudiantes desarrollen sus capacidades para observar y analizar prácticas educativas y escolares. Estos dos cursos ofrecen las herramientas teórico metodológicas para analizar las dimensiones sociales que se articulan con la educación, la comunidad, la escuela y los sujetos que confluyen en ella.A través del uso de la observación y entrevista el estudiante reconoce la manera en que estas dimensiones regulan y se hacen presentes en las interacciones sociales, aspecto que lo conducirá a reconocer que la escuela no es la única instancia que educa, permitiéndole con esto visualizar la importancia de la familia y la comunidad, de la cultura, de los saberes, las creencias, valores, formas de regulación social entre otras, con ello tendrá mayores posibilidades de observar la manera en que todos estos aspectos se concretan en los vínculos escuela-comunidad, organización-gestión institucional y procesos de interacción pedagógica. Dada la naturaleza de estos cursos, es importante insistir en que son prácticas de observación y análisis, no de conducción.

    Los estudiantes además de continuar potenciando la capacidad de observación y análisis de la práctica, incorporan otro tipo de estrategias de recuperación de experiencias docentes a través de los diarios. En el tercero a través de acciones de ayudantía en el aula de clase y como responsables de la conducción de algunos de los contenidos curriculares. En el cuarto como responsable en el diseño y desarrollo de propuestas de enseñanza que tomen como base los enfoques propuestos para cada área de conocimiento. Se recomienda que los estudiantes permanezcan en estos dos semestres en la misma escuela y preferentemente en el mismo grupo, que las escuelas se encuentren en contextos similares a donde habrán de desenvolverse profesionalmente.

    Además de continuar trabajando con los enfoques del plan y programas de estudio de educación básica, se incorporan elementos para la innovación y el desarrollo de proyectos socioeducativos. Los énfasis en cada uno de estos semestres están puestos en la innovación y la intervención socioeducativa, de esta manera se podrá comprender que se innova en uno o algunos aspectos que el estudiante focalice en su práctica y que se interviene en aquellos que considera relevantes para transformar la relación de la escuela con los alumnos y la comunidad escolar. A partir del proyecto socioeducativo el estudiante fundamentará una parte de su servicio social y podrá articularlo con problemáticas que aún cuando estén presentes en el aula de clase se extienden hacía la institución o la comunidad (atención a la diversidad, deserción escolar, reprobación escolar, violencia familiar, etc.). Es recomendable que para darle continuidad al trabajo que desarrollan los estudiantes permanezcan en la misma escuela y preferentemente en el mismo grupo durante estos dos semestres.

    Tienen como finalidad fortalecer el desempeño del estudiante concretando sus competencias genéricas y profesionales, desarrollar su capacidad para articular los conocimientos teóricos-disciplinarios y didácticos estudiados en cada uno de los trayectos formativos con las exigencias que la docencia le plantea en el aula y en la escuela. El énfasis en estos dos semestres está puesto en la capacidad de reflexionar, analizar y mejorar la práctica profesional de los estudiantes propiciando mayores niveles de autonomía, potenciando el aprendizaje autónomo, ético y responsable a partir de las decisiones que toman en el momento de planificar, de elaborar o utilizar un tipo de material, de evaluar, de organizar el tiempo para los contenidos, etc. Para que todo esto logre concretarse es recomendable que los estudiantes sigan realizando sus prácticas en la misma escuela y grupos durante el ciclo escolar.

Cargando... Cargando...